Ahorrar fertilidad siendo banquero privado

Estimado Dr. G:

Espero que pueda iluminarme, ya que me gustaría aprender sobre el asunto privado de preservar la fertilidad de un hombre.

Soy un soltero en mis treinta y tantos y no he he estado en una relación a largo plazo, y aunque actualmente no tengo ningún vínculo, anhelo el día en que encuentre mi pareja y forme una familia con mi ser querido.

Aunque entiendo que todavía tengo una vida plena por delante, No puedo evitar pensar que mi reloj biológico puede estar corriendo rápido y, como tal, me gustaría poner al Dr. G en el lugar sobre el banco de esperma, ya que estoy decidido a atesorar las posibilidades de paternidad

¿Puede decirme cuál es el proceso del banco de esperma; ¿Qué tipo de examen se realizará antes del banco de esperma? ¿Es este examen de salud efectivamente gratuito?

Además, ¿cuánto tiempo se puede congelar el esperma y existen regulaciones sobre la congelación?

Además, en el caso de que lo haga no tengo un compañero para tener a mi hijo, ¿se puede donar mi esperma.

También tengo curiosidad, ¿quién dona su esperma? ¿Se le paga a una persona por su esfuerzo, con qué frecuencia puede donar y sus donaciones pueden mantenerse privadas y confidenciales?

Atentamente

Banking Benjamin

Sperm La congelación también se conoce médicamente como criopreservación de esperma. Este es el proceso de preservación de la fertilidad para uso futuro, ya que el gameto es teóricamente funcional indefinidamente después de la criopreservación. El uso exitoso de esperma almacenado informado durante más tiempo

es de 24 años. Sin embargo, determinadas jurisdicciones como el Reino Unido imponen una duración máxima de 55 años. El banco de esperma es común para los hombres que se someten a tratamientos que pueden comprometer su futura fertilidad, como quimioterapia, radiación y operaciones como prostatectomía o vasectomía.

Por otro lado, la donación de esperma es una práctica de suministro de esperma de un hombre con el único intención de inseminación artificial para otros. Desde la perspectiva médica, el embarazo derivado de la inseminación artificial de un donante no es diferente de las relaciones sexuales. Por lo tanto, la donación de esperma ha brindado un embarazo exitoso a innumerables parejas sin hijos con infertilidad por factor masculino.

Aunque la utilización de donantes de esperma está ampliamente aceptada en muchas culturas, la introducción de espermatozoides de donantes para mujeres solteras o parejas de lesbianas sigue siendo controvertida.

Un banco de esperma es una instalación o empresa que recolecta y almacena gametos humanos.

Dicha instalación puede ser parte del centro de fertilidad o una entidad independiente que suministra esperma a las clínicas. En la mayoría de los países, los reguladores como la HFEA (Autoridad de Fertilización y Embriología Humana) imponen reglas estrictas en el establecimiento para garantizar la seguridad del público. Los bancos de esperma suelen reclutar donantes potenciales a través de universidades y anuncios. Un donante debe estar sano, normalmente de 18 a 45 años, dispuesto a someterse a pruebas frecuentes y vigorosas.

La mayoría de los hombres que donan su semen lo hacen con la pasión y la intención de ayudar a las personas sin hijos, sin la responsabilidad legal de ser un padre para el niño. Aunque los donantes son compensados ​​en muchos países, el incentivo financiero apenas es un incentivo, ya que estos pueden oscilar simplemente entre 10 y 50 euros.

Además, la detección rigurosa de infecciones de transmisión sexual; Las enfermedades genéticas y las anomalías cromosómicas también pueden ser un impedimento, y los donantes tienden a ser reembolsados ​​solo después de la autorización médica completa. Para algunas personas, las evaluaciones médicas pueden ser una tentación, sin embargo, estoy seguro de que hay formas más fáciles de hacerse chequeos médicos que deshacerse de su semilla.

No hay riesgo físico de la donación repetida de esperma. No existe una diferencia real en los actos recurrentes de “desperdiciar” el semen en la comodidad de su dormitorio o “guardar” las muestras en el masturbatorio. En ciertas jurisdicciones, existe una limitación del número de inseminaciones permitidas de un solo donante. ¡A menudo me pregunto si esto protege a los banqueros regulares de sufrir lesiones por esfuerzos repetitivos!

Winston Churchill advirtió de manera famosa; "¡No permitan que los amplios planes para un nuevo mundo desvíen sus energías de salvar lo que queda del viejo!" En la actualidad, no es raro que las mujeres jóvenes elijan preservar y proteger su fertilidad para aumentar las posibilidades de paternidad en los años posteriores.

Por otro lado, la abundancia de espermatozoides en los hombres incluso en la edad avanzada casi garantiza espermatozoides viables para el embarazo. Por lo tanto, la criopreservación de esperma en hombres sanos para la protección de su futura fertilidad es poco común y no tiene sentido.

Banking Benjamin – quien está contemplando las extrañas ideas de “ahorrar esperma” para su futura fertilidad y también “apostando por el posibilidad de donación privada ”está poniendo al Dr. G en aprietos. Su respuesta es: "¡Ahorrar en la banca privada es a menudo un desperdicio de energía en un hombre sano, ya que todavía queda mucho esperma en el viejo mundo para garantizar amplios planes en el nuevo!"

Source link

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer